Blogging tips

sábado, 6 de julio de 2013

Cupcakes de chocolate y caramelo salado




No se que me pasa últimamente que estoy en plan despiste total. Voy olvidando las cosas por todas las habitaciones de casa y no las encuentro, normalmente suelen ser las llaves, o el móvil, y también voy perdiendo las mil recetas que tengo anotadas en cualquier papelito que voy pillando.

La receta de estos cupcakes la tenía anotada y memorizada en mi cabeza. La habré hecho como unas 20 veces y es de mis favoritas. Unos cupcakes con sabor a chocolate intenso y delicioso. 





Encendí el horno, preparé todos los ingredientes y me puse manos a la obra. Hasta ahí todo perfecto.

Estuve todo el rato conteniendome para no meterle el dedo a la masa (ya veréis que si la preparáis os costará la vida resistiros)

Pongo la masa en las cápsulas y las meto el en horno, programo el tiempo y que contenta estaba yo con mis cupcakes-mega-ricos-receta-infalible-de-chocolate.

Comienzo a recoger la cocina y me viene un flash...¡¡la levadura!! ¡¡se me ha olvidado poner la levadura!!

¡¡Maldición!! Si me sé la receta de memoria como se me ha podido olvidar un ingrediente tan importante. Pero bueno...los cupcakes ya llevan 8 minutos en el horno y si los saco ahora el desastre esta garantizado. Decido seguir horneando a pesar de que probablemente iba a salir un desastre.




Pero no, no fue un desastre.

¡¡Fue todo un descubrimiento!! 

¡¡Unos cupcakes que parecen un brownie!!

Ahora no puedo dejar de hacerlos. 

La mejor compañía que se me ocurría para estos cupcakes era un relleno de toffee casero y un ganache de chocolate intenso para que fueran unos cupcakes solo aptos para chocolate adictos.

¡¡Os aseguro que nos os defraudarán!!



CUPCAKES DE CHOCOLATE Y CARAMELO SALADO

Ingredientes para 12 cupcakes

Para el bizcocho
  • 75 gramos de chocolate (mínimo 70% de cacao)
  • 175 gramos de mantequilla sin sal
  • 4 huevos M
  • 100 gramos de harina
  • 3 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
  • 225 gramos de azúcar
  • Una pizca de sal

Para el relleno
  • 180 gramos de azúcar blanco
  • 90 gramos de mantequilla
  • 120 ml de nata (35% materia grasa)
  • Una pizca de sal

Para la crema de chocolate
  • 100 gramos de azúcar
  • 60 ml de agua
  • 225 gramos de nata (35% de materia grasa)
  • 300 gramos de chocolate (mínimo 70% de cacao)
  • Una pizca de sal para decorar

Para preparar el ganache de chocolate negro y caramelo comenzaremos poniendo en un cazo a fuego bajo-medio el azúcar y el agua. Lo dejaremos hasta que el azúcar se disuelva completamente y tenga un color de caramelo doradito (en unos 7-10 minutos estará listo). Retiramos el caramelo del fuego y poco a poco agregamos la nata (con cuidado que puede salpicar y las quemaduras de caramelo son muy malas!!). Echamos esta mezcla sobre el chocolate troceado (que tendremos en un bol) y mezclamos todo bien hasta que esté todo homogéneo. Dejamos a temperatura ambiente hasta que tenga una consistencia parecida a la nutella. Si tenéis prisa por terminar podéis ponelo en el frigorífico un máximo de dos horas e iremos controlando que no se ponga duro el ganache. 

Mientras reposa el ganache prepararemos el relleno. Para ello pondremos el azúcar en un cazo a fuego bajo y dejaremos que se deshaga por completo y tenga un colorcito dorado (cuidado con que no se queme!!). Cuando esté doradito lo retiramos del fuego y vamos agregando la mantequilla poco a poco, con cuidado, ya sabemos que el caramelo puede salpicar, y vamos mezclando todo bien con una espátula de silicona hasta que esté totalmente integrado. Ahora agregaremos la nata poco a poco mientras vamos moviendo con la espátula. Una vez todo mezclado dejaremos enfriar hasta la hora de rellenar nuestros cupcakes. 

Precalentamos el horno a 180ºC. Tamizamos la harina, el cacao y la sal y reservamos. 

Para preparar los cupcakes derretiremos el chocolate junto con la mantequilla y dejaremos templar unos 10 minutos. Pasamos esta mezcla al bol de la batidora y vamos añadiendo los huevos uno a uno y mezclamos bien. Agregamos la mezcla de harina, cacao y sal y batiremos a velocidad baja para no sobrebatir. Cuando la masa esté homogénea la repartimos en las cápsulas sin llenar más de 3/4 partes. Horneamos 22-25 minutos o hasta que pinchemos con un palillo y salga limpio pero todavía algo húmedo. La textura de este cupcake es más bien de brownie que de cupcake en si. 

Dejamos reposar un máximo de 5 minutos en la bandeja y a continuación los dejaremos enfriar por completo sobre una rejilla. 

Una vez fríos, con la ayuda de un descorazonador de manzanas los vaciamos y rellenamos con la salsa de caramelo. Una vez rellenados los decoraremos con el ganache, bien con espátula como he hecho yo (recreando un poco las típicas decoraciones americanas) o con boquilla y manga, el ganache tiene una textura perfecta para utilizar con manga.

Para rematar el cupcake os recomiedo que pongáis una pizcita de sal sobre el ganache. El contraste del dulce con el toquecito salado es espectacular. 

Y ahora solo nos queda comer ^_^





El toffee casero es una de esas recetas que no deben faltar en vuestro recetario, porque es un básico, y porque además está mil veces más rico que cualquier toffee comprado ¡¡palabrita!!






El toque de la sal es cosa de otro mundo, a mi personalmente me encanta. Resalta muchísimo los sabores del chocolate y del relleno de caramelo, pero si no queréis poner la sal estarán igualmente riquísimos.




Espero que no os hayáis dormido después de esta receta hiper larga.

La semana que viene nos vemos, y esta vez si, prometo receta ligerita con mucha fruta!!

Se os quiere ♥
Image and video hosting by TinyPic

21 comentarios :

  1. mmmm....Marina por dioosss...entre las fotos tan chulas y la pinta de estos cupcakes...me comería la pantalla de mi PC!!jajjaja
    a veces de los errores nacen los mejores platos!! mira la Taten... jejejje
    Un beso guapi!

    ResponderEliminar
  2. Merece la pena estar despierta a estas horas para ser una de las primeras personas q leen esta delicia de receta!! Increíblemente buena!!!!!! Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Merece la pena estar despierta a estas horas para ser una de las primeras personas q leen esta delicia de receta!! Increíblemente buena!!!!!! Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Hey Marina! Qué pinta tiene ese chocolate! Eso no se le hace a una adicta como yo!. Es una casualidad, pero la levadura es algo que a mi también se me suele olvidar aunque cuando me ha pasado, la receta ha acabado en un fracaso total y no en unos cupcakes tan ricos como estos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Que ricos! De hecho, la receta del brownie surgió a causa de ese mismo despiste, así que seguro están riquísimos. Yo desde que descubrí el toffee salado... fue una revelación y ahora quiero usarlo para todo!

    ResponderEliminar
  6. Que bocado más rico! Me apunto a comerme todos! ^_^

    ResponderEliminar
  7. Impresionantes!!!! Qué ganas de morder la pantalla!!!!
    Feliz fin de semana :)
    http://desayunosentiffanys.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Menudo descubrimiento!!!! El resultado no pudo haber sido mejor!!!!
    Lo tengo que probar así!!!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Me han gustado tus recetas y el blog, así que me quedo!

    ResponderEliminar
  10. Uufffffff con estos cupcakes... Muero!! Enorabuena!!

    ResponderEliminar
  11. Riquiiiiiiisimo, delicioso, que receta mas rica.
    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Una receta larga pero que merece la pena y mira sin levadura qué genial!!

    Te han quedado fabulosos

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Sin palabras, Marina!! Sólo puedo pensar en que tengo que hacerlos cuanto antes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Al rico chocolate . Yuupiiiii menuda pintaza.. acalorico total me encanta..tu eres de las mias mejor que sobre pero que nunca falte chocolate....y caramelo que tambien llevan caramelo ^_^ delicioso seguro.. este finde hice yo brownies.. los adoro son tan faciles... tan ricos...y cuando los llevas a casa de tus amigos te hacen quedar tan bien.. ufsss que buen plato
    Un besete
    Mila

    ResponderEliminar
  15. Jolín marina, ya quisiera yo que todos los despistes tuvieran este final. ¡Menuda delicia ese chocolate! da ganas de meter el dedo en la pantalla!
    Un besito
    Angi

    ResponderEliminar
  16. Qué ricoooo, con lo que me gusta el chocolate.... y que buena pinta tiene!!! :)
    Besitosss

    http://candyrebe.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  17. Todos los fallitos fueran como ése, jeje. Te han quedado con una pinta estupenda :)

    ResponderEliminar
  18. A veces un desastre en potencia puede convertirse en un éxito y creo que es la clave para disfrutar de la vida: cojer la parte buena de las cosas.
    Una pinta fabulosa.
    Besitos

    ResponderEliminar
  19. Me acaban de dar unas ganas tremendas de pasar el dedo por esa súper crema, tiene que estar deliciosa!

    Viva los desastres que acaban siendo grandes descubrimientos! a mi también me ha pasado un par de veces, ahora ya en vez de equivocarme ya preparo yo los esperimentos, añadiendo, cambiando o sacando ingredientes ^_^

    Un besiño guapísima ;)

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!

Cada vez que recibo un comentario vuestro me entra una emoción increíble, los leo todos y cada uno y ¡¡me encantan!!

Besos y ¡¡gracias de nuevo!!