Blogging tips

jueves, 3 de abril de 2014

Cupcakes de almendra y vainilla



Ahora mismo estoy viendo vuestras caras y el comentario que me haríais si me tuvierais delante...mira la tía vaga esta que hace los cupcakes con el sabor más sencillo que podía existir.

Pues si, son un sabor sencillo, pero realmente sorprendente. Y no, no es que me haya vuelto una vaga, si no que vi un paquete de almendra molida que tenía en la despensa (y que compré con la intención de hacer macarons...).

En ese momento me acordé de uno de esos estupendos bizcochos que preparaba mi abuela con almendra y lo jugoso y esponjoso que quedaba.




Y así sin más me puse a probar para ver que salía. Y después de dos pruebas y dos repeticiones hoy os traigo mi versión de los bizcochos de mis recuerdos en versión cupcake.

Os aseguro que el bizcocho queda increiblemente tierno por la almendra molida, y el sabor de la vainilla lo hace totalmente irresistible.

Además que hice una buttercream que estuvo como casi media hora batiendo porque se me olvidó parar la batidora y parecía una nube, casi como una mousse, se deshacía en la boca.




Una auténtica delicia ¿no creéis?

Además estos cupcakes me pedían una decoración más rústica y muy sencilla. Con la cuchara de helado he puesto una bola sobre el cupcake y con la espátula he hecho una hendidura en el centro y ¡listos!

Pues no me enrollo más y os dejo con la receta :)




Cupcakes de almendra y vainilla (Receta de Marina Corma)

Para 12 cupcakes

Para el bizcocho
  • 80 ml de aceite suave
  • 210 gramos de azúcar blanco
  • 2 huevos M
  • 130 gramos de harina de trigo
  • 50 gramos de almendra molida
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 85 ml de leche entera
  • 2 cucharadas de pasta de almendra
  • 1 cucharada de pasta de vainilla
Para la crema
  • 250 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 250 gramos de icing sugar
  • 2 cucharadas de pasta de almendra
  • 1 cucharada de pasta de vainilla

Mezclamos el aceite con el azúcar hasta que se integre por completo. Agregamos los huevos, uno a uno, y no añadimos el siguiente hasta que el anterior no esté totalmente integrado. Añadimos la harina y mezclamos bien. Echamos la leche, la pasta de almendra y la vainilla y mezclamos hasta que se integre. 

Repartimos la masa en las cápsulas y horneamos durante 22-25 minutos o hasta que pinchemos con un palillo en el centro salga limpio. Retiramos la bandeja del horno y dejamos reposar los cupcakes un máximo de 5 minutos, a continuación los pasamos a una rejilla para que se enfríen por completo.

Para preparar la crema pondremos todos los ingredientes en el bol de la batidora y batimos durante un minuto a velocidad baja hasta que se integren todos los ingredientes, a continuación batimos al menos 5 minutos (o 20, 0 25) hasta que la mezcla se haya vuelto totalmente blanca y haya doblado el volumen.

Decoramos los cupcakes ¡y a comer!





Espero que os haya gustado  mucho la receta de hoy :)

Nos vemos el lunes, que el blog cumple dos añitos (qué rápido pasa el tiempo!!)

Un millón de besos, se os quiere ♥


Image and video hosting by TinyPic

16 comentarios :

  1. Que delicia Marina!!' A mi me encanta lo sencillo, es lo mas rico de todo.
    Las fotos son una pasada!! Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Han de estar estupendos!!! Y menudas fotos más bonitas!!! ¿algún consejo para que nos salgan así de chulas?
    Besitos!
    Tamara&Gemma (elsecretoendulzado.blogspot.com.es) - Hoy con nueva receta en el blog!!

    ResponderEliminar
  3. A mi pues me ha encantado esta receta Marina! Realmente se ven súper esponjosos, muy ligeros y suaves, una pasada vaya! Y las fotos te han quedado preciosas!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Que monada de cupcakes, sob muy delicados y jugosos :) Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Menuda preciosidad de fotos...y de cupcakes! seguro que estaban deliciosos =)

    ResponderEliminar
  6. De vaga nada... Si cuánto más sencillo, más rico! Y el trapillo y todo en la foto, que monada!

    ResponderEliminar
  7. Pues va a ser que me ha encantado la receta! Seguro que la pruebo!
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Me encanta el toque del frosting, Marina... Tienen una pinta... :D

    ResponderEliminar
  9. Así es Marina, a veces nos olvidamos de los sabores más básicos... y entonces llega el día en que te acuerdas y haces algo básico y sencillo y dices... pero qué rico!!!!!!!!!!!!!!!!! por qué no lo hago más veces?????
    Te han quedado ideales estéticamente también.
    Un 10 de receta.

    ResponderEliminar
  10. Como todas y cada una de tus recetas estupenda!!!!!

    ResponderEliminar
  11. qué bonitos te han quedado, los cupcakes, la decoración y las fotos!!!! un bsito y feliz finde ;)
    Cris

    ResponderEliminar
  12. Oh tão lindos e perfeitos, as fotos estão um encanto.


    Beijinhos

    ResponderEliminar
  13. asi que como una mousse que se desacia en la boca...mmmm....ya stoy salivando! No he pensado que vaga sino que buenos estos cupcakes!!!!

    ResponderEliminar
  14. La mayoría de las veces las recetas más sencillas son las más ricas y las que más gustan Marina! Además, te han quedado preciosos con ese frosting puesto a lo Magnolia Bakery
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. que ricos! estoy buscando receta de cupcakes de almendra y me ha salido el tuyo. Si no tengo pasta de almendra, la puedo omitir?

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!

Cada vez que recibo un comentario vuestro me entra una emoción increíble, los leo todos y cada uno y ¡¡me encantan!!

Besos y ¡¡gracias de nuevo!!