Blogging tips

jueves, 12 de febrero de 2015

Cupcakes Red Velvet {Receta definitiva}



Este año la originalidad sanvalentinera no ha estado a mi lado, porque con la receta de hoy estoy siendo lo menos original posible.

El socorrido red velvet para san valentín. Lo mejor que tiene ESTA receta, la que os traigo hoy, es la historia que hay detrás de ella. Es una historia de amor, que como muchas otras no comenzó muy bien.

Si os quedáis leyendo os la cuento...





Hace casi 3 años, cuando abrí el blog, publiqué una receta de unos cupcakes red velvet que para mi gusto estaban buenos, pero después de prepararlos varias veces les faltaba un algo, como una chispa que los hiciera muy ricos.

Probé y probé recetas, pero ninguna me convencía tal cual, algunas incluso me olían a pescado (voy a tener que ir a revisarme el olfato, porque no se si un bizcocho de cacao me puede oler así...).

Total, que al final no me apetecía ni prepararlos porque no les encontraba chicha a estos cupcakes.

Pero como soy un culo inquieto, tenía que encontrar la receta que a mí me volviera loca, y me puse a probar y probar otra vez. Mezclando de aquí y de allá, ajustando cantidades y horneando sin parar, salieron estos deliciosos cupacakes.

De los que ahora estoy totalmente enamorada.




No quería prepararlos, por ser algo egoísta y querer la receta solo para mí, pero al ver los toppers de MY WHITE COOKBOOK, me enamoré sin remedio y los tuve que preparar sí o sí.





Cupcakes Red Velvet (Receta de Marina Corma)
Para 12 cupcakes

Para el bizcocho
  • 80 ml de aceite suave
  • 175 gramos de azúcar blanco
  • 1 huevo M
  • 170 gramos de harina de trigo 
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta
  • 115 ml de leche entera
  • 10 ml de zumo de limón
  • 1 cucharadita de colorante rojo en pasta
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de vinagre blanco

Para la crema
  • 125 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 250 gramos de azúcar glass
  • 125 de queso crema frío

Precalentamos el horno a 170ºC.

Mezclamos la leche con el zumo de limón y dejamos reposar. Tamizamos la harina junto con el cacao y la sal, reservamos.

En el bol de la batidora ponemos el aceite, el azúcar y el huevo, batimos hasta que se integre. Añadimos la harina tamizada alternando con nuestro buttermilk casero. Cuando esté todo integrado agregamos la vainilla y el colorante, batimos a velocidad baja hasta que la masa tenga un color rojo homogéneo.

Mezclamos el bicarbonato con el vinagre, cuando burbujee lo agregamos a la masa y integramos.

Repartimos la masa en las cápsulas, sin llenar más de 3/4 partes de su capacidad. Horneamos durante 20-22 minutos, o hasta que pinchemos con un palillo y salga limpio. Retiramos la bandeja del horno y dejamos reposar un máximo de 5 minutos, a continuación los pasamos a una rejilla hasta que se enfríen por completo.

Para preparar la crema, batimos la mantequilla con el azúcar glass tamizado, durante 1 minuto a velocidad baja hasta que se integre, a continuación batimos unos 5 minutos a velocidad máxima, hasta que la mezcla se aclare y esté muy esponjosa. Agregamos el queso crema y batimos un par de minutos hasta integrar. Pasamos la crema a una manga pastelera y decoramos nuestros cupcakes al gusto una vez estén fríos.

¡¡Y a comer!!





Espero que probéis la receta y me digáis, la preparéis para san valentín o cualquier día del año, porque merecen la pena.

Nos vemos muy pronto :)

Un millón de besos, se os quiere ♥

Image and video hosting by TinyPic

7 comentarios :

  1. Tienen una pinta fabulosa y estoy seguro de que has dado en el clavo con la receta, asique tomo nota de ella para no perderme un bocado de un delicioso cupcake red velvet! bss

    ResponderEliminar
  2. Ummm que buena pinta, gracias por la receta, besos

    ResponderEliminar
  3. Tengo los red velvet en pendientes. Me encanta., pero aun no los he hecho.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  4. me encantan, pero no encuentro el vinagre blanco para hacerlos. dónde lo puedo comprar?

    ResponderEliminar
  5. Monisimos Marina!!!! Y ideales para San Valentin! =)

    ResponderEliminar
  6. Los he hecho y están buenísimos... como todas tus recetas... de las que estoy enamorada.
    Muchas gracias y besos.

    ResponderEliminar
  7. Tienen muy buena pinta, como todo lo que presentas, yo este San Valentín me he atrevido con la Red Velvet, mi primera tarta coloreada, nunca antes había usado colorantes, y la verdad que ha sido frustante.....x(...

    En casa no podemos tomar leche de vaca y yo además de ninguna leche animal por temas de intolerancia, no a la lactosa si no a la proteína de la leche, por lo que en vez de leche de vaca para la buttermilk, usé kefir de cabra, en la misma medida, y sin limón, usé un molde de los de 22 cm, para un solo bizcocho y lo corté en tres capas, de colorante usé una buena cucharada de postre bien colmada, de echo la masa antes de hornear era roja, el horno comprobé que estaba bien calibrado de termostato ya que me compré uno interno y daba clavados los 180º, no abría la puerta del horno hasta pasados 50 minutos, para comprobar que el centro todavía estaba muy poco hecho ya que ondulaba y todo al moverse, después de casi 100 minutos de cocción a 180º, resultó un bizcocho que en el centro quedó gomoso, y todo el borde esponjoso, y el color rojo brillaba por su ausencia..
    Por lo que te hago la consulta, a ver si tu en tu inmensa sabiduría me puedes iluminar...

    1.- Puede haber quedado gomoso en el centro por el kefir, por ser demasiada masa para un solo molde o por tener que haber usado menos kefir al ser más denso que la leche ?

    2.- El colorante que usé fue el rojo intenso del Sugarfly, el del bote de 45 grs, el que no haya quedado el bizcocho rojo puede ser debido al tiempo de cocción, por haberse pasado mucho tiempo en el horno??

    Gracias de antemano por tus respuestas.

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!

Cada vez que recibo un comentario vuestro me entra una emoción increíble, los leo todos y cada uno y ¡¡me encantan!!

Besos y ¡¡gracias de nuevo!!